Home
Historia
Dirigentes
Hitos
Archivos
Visita a Chile
Misión Cumplida
Libro de Visitas


29 de julio de 1998
A: Verónica Ng
Estimada Verónica:
Le escribo estas líneas en respuesta a la consulta que planteara ayer. A continuación le adjunto el concepto sobre doble nacionalidad para Estados Unidos, según el Departamento de Estado. Además le agrego algunos segmentos de artículos de prensa aparecidos recientemente y que creo podrán agregar un poco de luz sobre una materia que obviamente la requiere.

En general, entendemos que: "… un ciudadano estadounidense podría adquirir una ciudadanía extranjera por matrimonio, y que una persona naturalizada en EE.UU. no tiene que perder la nacionalidad de su país de nacimiento. La ley estadounidense no menciona doble nacionalidad, ni requiere a una persona elegir entre una nacionalidad y otra", dice en parte el documento adjunto. Por su parte los artículos confirman que más de 40 países ya tienen doble nacionalidad.

 

--------------------------------------------------------------------------------

US STATE DEPARTMENT
Dual Nationality

The concept of dual nationality means that a person is a citizen of two countries at the same time. Each country has its own citizenship laws based on its own policy. Persons may have dual nationality by automatic operation of different laws rather than by choice. For example, a child born in a foreign country to U.S. citizen parents may be both a U.S. citizen and a citizen of the country of birth. A U.S. citizen may acquire foreign citizenship by marriage, or a person naturalized as a U.S. citizen may not lose the citizenship of the country of birth.U.S. law does not mention dual nationality or require a person to choose one citizenship or another. Also, a person who is automatically granted another citizenship does not risk losing U.S. citizenship. However, a person who acquires a foreign citizenship by applying for it may lose U.S. citizenship. In order to lose U.S. citizenship, the law requires that the person must apply for the foreign citizenship voluntarily, by free choice, and with the intention to give up U.S. citizenship. Intent can be shown by the person's statements or conduct.

The U.S. Government recognizes that dual nationality exists but does not encourage it as a matter of policy because of the problems it may cause. Claims of other countries on dual national U.S. citizens may conflict with U.S. law, and dual nationality may limit U.S. Government efforts to assist citizens abroad. The country where a dual national is located generally has a stronger claim to that person's allegiance. However, dual nationals owe allegiance to both the United States and the foreign country. They are required to obey the laws of both countries. Either country has the right to enforce its laws, particularly if the person later travels there. Most U.S. citizens, including dual nationals, must use a U.S. passport to enter and leave the United States. Dual nationals may also be required by the foreign country to use its passport to enter and leave that country. Use of the foreign passport does not endanger U.S. citizenship. Most countries permit a person to renounce or otherwise lose citizenship.

Information on losing foreign citizenship can be obtained from the foreign country's embassy and consulates in the United States. Americans can renounce U.S. citizenship in the proper form at U.S. embassies and consulates abroad.

 

--------------------------------------------------------------------------------

Immigrants Applaud Growing Access to Dual Citizenship
By SOMINI SENGUPTA
© 1996 N.Y. Times News Service

NEW YORK, Dec. 29, 1996 -- Over the last several years, Dominicans, Colombians, Mexicans and others among New York City's newest and largest immigrant groups have been pressing their native countries, often successfully, for the right to retain their citizenship of birth, even after they become citizens of this country. "Dual citizenship" is not new. Some countries, like Ireland and Poland, have long allowed their sons and daughters abroad to retain their birthright. But immigrants of an earlier era were not as likely to have had -- or pressed for -- dual nationality.

Today, new technology and the globalization of the economy help immigrants to maintain connections to their native countries more easily than their predecessors, and dual nationality, in effect, codifies their stake in both homes. "Many people live an existence that's transnational," said Linda Basch, an anthropologist and the co-author of "Nations Unbound: Transnational Projects, Postcolonial Predicaments and Deterritorialized Nation States (Gordon & Breach, 1985). " They have families in both places. They invest in both places. They get involved in politics in both places. It's difficult at this historical moment to think of people leaving location A and coming to location B and that's that." The United States generally allows its citizens to become foreign nationals without losing their American citizenship.

 

--------------------------------------------------------------------------------

New York Times
Torn Between Nations, Mexican-Americans Can Have Both
By Sam Howe Verhovek

New York. April 13, 1998. "Mexico is not unique in allowing dual nationality. For years many naturalized Americans have also legally claimed nationality or even full citizenship of the countries where they were born, including Canada, Colombia, the Dominican Republic, Ireland, Poland and France."

 

--------------------------------------------------------------------------------

Mexican Law on Dual Citizenship Kicks In
By CARMINA DANINI
© 1998 San Antonio Express-News

San Antonio, March 19, 1998. Constitutional reforms approved by Mexican lawmakers last year will give Mexicans who renounced their citizenship the opportunity to restore it beginning Friday. "…Carlos M. Sada, Mexico's consul general in San Antonio, said the law "is a response by the Mexican government to demands of the people. Mexicans can become U.S. citizens without fear and they can recuperate their nationality," he said. Under the new law, an estimated 20 million Mexicans living in the United States could keep their citizenship while retaining health services and the right to vote in Mexico. Although the law applies to native Mexicans who became naturalized citizens of other countries, it was specifically aimed at countering anti-immigrant initiatives in the United States.

Mexican-born U.S. citizens and their children born in the United States are eligible, officials said. Second and subsequent generations born in the United States are not eligible. Native Mexicans have five years to apply for citizenship.

Despite U.S. rules against dual citizenship, Sada said he does not foresee problems. "Mexico is just another of more than 40 or 50 countries that have dual citizenship."

 

--------------------------------------------------------------------------------

Como ve no es nada nuevo. Lo que sí es, el número récord de chilenos en el exterior (700 mil). Nuestro interés no es buscar doble nacionalidad con EE.UU., sino lograr que las autoridades chilenas respeten la Constitución de Chile, la que contempla la mantención de la nacionalidad cuando uno adopta la del país en que reside, "con el objeto de mantener la igualdad jurídica en el ejercicio de sus derechos civiles con las demás nacionales de ese país". En el Centro Cívico Chileno pensamos que todos los chilenos donde nos encontremos seguimos siendo personas con derechos, tanto humanos como civiles.

Sin más, y quedando como siempre a sus gratas órdenes se despide muy Atte.

M. Tapia G.
Centro Cívico Chileno

 

--------------------------------------------------------------------------------

July 26, 1998
Estimados compatriotas,

Tengo una consulta... ayer mientras hablaba con mi maestra de inglés me comentó que Estados Unidos no acepta la doble nacionalidad. Después le pregunté a otras personas y muchos dicen lo mismo. Quién sabe cual es la posición de Estados Unidos a este respecto? No pretendo hacerme ciudadana americana pero creo que si acá no se acepta la doble nacionalidad con mayor razón prefiero seguir siendo sólo residente.

Por otro lado creo que cada uno tiene derecho a decir lo que quiera. Si la señora piensa eso ok. Es parte de la libertad de expresión. Yo no lo tomo como insulto porque también trabajo como todos ustedes. Pero creo que debe ser extraño ser turista en su propia tierra, no es el impuesto de turista lo que duele pagar... no es ni tanto dinero...

Atentamente,
Verónica Ng

 

--------------------------------------------------------------------------------

Diario La Tercera Internet
Opinión CORREO
24 de Julio de 1998

Chilenos en el exterior.

Señor director:
Acabo de leer el artículo escrito por Claudia Cento, en el cual comenta sobre chilenos en el exterior que quieren mantener la doble ciudadanía. Quisiera señalar al respecto, que al igual que muchos nací chilena, pero después de muchos años en Estados Unidos opté por hacerme ciudadana de ese país. No por los "beneficios" sociales, ya que yo siempre he trabajado por todo lo que tengo, sino porque al igual que muchos, pensé que sería una buena idea para cuando me jubilara. Aún me quedan muchísimos años para eso, pero por cosas del destino, he decidido regresar a la tierra que me vio nacer.

Yo no pretendo engañar a Chile ni a Estados Unidos, ya que cuando yo regrese haré lo que sea legal y pediré la residencia chilena, y así cumpliré con los dos países. Los que no quieren pagar el impuesto de turista, le hacen un terrible daño a la economía nacional. Si ellos siempre pagaron impuestos en el extranjero, con mayor razón deberían hacerlo por su patria querida. Espero que estos chilenos entiendan que, si por su propia voluntad decidieron salir de Chile en busca de "mejores oportunidades", eso no significa que ahora vuelvan a Chile a vivir a costa de los que se quedaron a luchar por hacer de Chile el país al que todos sueñan regresar.
Mónica Kinney, Estados Unidos
La Tercera en Internet
24 de Julio de 1998
latercera@copesa.cl

 

--------------------------------------------------------------------------------

Diario La Tercera Internet
NACIONAL CRONICA
21 de Julio de 1998

Compatriotas que viven en el extranjero impulsaron campaña "Por la no pérdida de la nacionalidad" Chilenos en el exterior piden mantener ciudadanía El Gobierno elaboró un proyecto de ley para subsanar esta situación, el cual fue enviado en 1993 al Congreso. Aún se encuentra en estudio.
Por Claudia Cento T.

Recuperación legal
La aspiración de los chilenos (ex chilenos, más bien) es que por la vía legal se reconozca su condición de ciudadanos. Por eso, la convención de chilenos que se efectuó en Chicago en 1997 tuvo como conclusión principal el solicitar la derogación de la circular 430/90 -donde se estipula el procedimiento para rehabilitar la nacionalidad chilena-, a fin de "demandar y reivindicar el derecho inalienable de los chilenos que residen en el exterior en su mantención de la nacionalidad chilena".

Aunque el Gobierno elaboró un proyecto de ley para subsanar esta situación, y que fue enviado en 1993, tras sucesivos trámites y modificaciones tanto de los parlamentarios como del Ejecutivo, aún se encuentra en estudio. Actualmente, y tras una indicación del Ejecutivo, está en Comisión de Derechos Humanos para, posteriormente, volver a la de Constitución.

Promesas
"Hasta ahora sólo hemos escuchado promesas. Nosotros no podemos dedicarnos de por vida a esto, pero requiere una solución, porque cada vez son más los chilenos que buscan mejores oportunidades afuera. Y lo que pasa actualmente, con las normas antiquísimas que nos rigen, es una falta de respeto hacia ciudadanos chilenos", puntualiza el chileno, radicado en Nueva York, Mario Tapia.

Pese a que viven fuera, llevan a Chile en el corazón. Claro que la mayor proximidad con su patria son las empanadas y cuecas para el "18" o en otras festividades. En los escasos viajes que a veces emprenden rumbo a su tierra natal, su ingreso se produce bajo el título de "turista". Aunque son chilenos, lo más correcto es decir que lo fueron. Porque desde el momento en que adoptaron la nacionalidad de otro país, se convirtieron automáticamente en extranjeros en Chile. Al menos en el papel. Aunque nacieron en el territorio y aquí vivieron gran parte de sus vidas, optaron por buscar mejores horizontes en otra nación. Leyes estrictas para los inmigrantes, como las que rigen en Estados Unidos, llevan -por ejemplo-a que unos 30 mil chilenos se hayan nacionalizado en el país del norte para no perder los beneficios sociales. Pero, al mismo tiempo, debieron renunciar a su nacionalidad chilena. Si ya el impacto emocional de dejar de ser chilenos es fuerte, las complicaciones "técnicas" son aún mayores. Por ejemplo, si después de años de trabajo jubilan en Estados Unidos y deciden establecerse en Chile, tienen que pagar los impuestos que cancelan los turistas. Más aún: deben renovar su visa -de turista también, por cierto- cada tres meses. Ante esa realidad que deben afrontar los chilenos que viven en el extranjero decidieron organizarse. Y en abril de 1995 iniciaron la campaña "Por la no pérdida de la nacionalidad". A la cruzada han adherido los 100 mil chilenos residentes en Estados Unidos, con el apoyo de los 100 mil que viven en Europa, los 250 mil establecidos en Argentina y los 80 mil radicados en Brasil. Los otros grupos que se encuentran en otros países suman el total de 700 mil chilenos en el exterior.

"Nunca existimos"
El estadounidense Mario Tapia -nacido en Chile, hijo ilustre de San Felipe-preside el Centro Cívico Chileno, que agrupa a los chilenos que viven en Estados Unidos. Su residencia desde el año "73 es Nueva York, zona en la que se encuentran unos 40 mil compatriotas. Llegó con visa de turista, como la gran mayoría, y como todos aprendió el idioma, se empapó de su cultura. Desde 1982, y junto a unos 30 mil compatriotas, tiene la ciudadanía de Estados Unidos de Norteamérica, juró defender su Constitución... y dejó de ser chileno. "Las leyes contra los inmigrantes son muy severas. El ser sólo residente no da derechos sociales, uno debe tener la ciudadanía. Pero eso no tendría por qué significar, en forma automática, que nuestro país nos borre de los registros, como si nunca hubiéramos existido. Si otros países, como Argentina, Ecuador o México han superado esta situación, ¿por qué Chile no?", se queja Tapia.
La Tercera en Internet
21 de Julio de 1998
latercera@copesa.cl

Derechos reservados Consorcio Periodístico de Chile COPESA S.A.

 

--------------------------------------------------------------------------------
CENTRO CIVICO CHILENO - EE.UU.
212 714-8209

Comunicado de Prensa
Gobierno Decide Ignorar Tema Sobre Nacionalidad de Chilenos en el Exterior

Nueva York (10 de junio de 1998).- En el marco de la visita de S. E. Dn. Eduardo Frei Ruiz-Tagle a esta ciudad, el presidente del Centro Cívico Chileno, Mario Tapia, hizo llegar al primer mandatario una carta en donde reitera la petición de solución al problema que afecta a miles de chilenos que pierden su nacionalidad, contraviniendo la presente Constitución, al adoptar la del país en que residen.

"Esta es la cuarta oportunidad en que le hacemos ver al Presidente la necesidad de solucionar este problema. Incomprensiblemente, y sin ninguna explicación, representantes de gobierno han decidido ignorar por completo el tema; la Secretaría General de la Presidencia no ha respondido cinco llamados nuestros en los pasados cuatro meses", manifestó Tapia, agregando: "Todo esto es muy extraño; constantemente hay saludos para los chilenos en el extranjero por parte de las autoridades, peticiones de ayuda, etc. pero en el momento de responder a un clamor natural de querer mantener la nacionalidad por parte de los mismos, se les responde con falsas promesas, desinterés, y finalmente ignorándolos. Debido a estos lamentables antecedentes le hemos hecho llegar, una vez mas, nuestra petición al Sr. Presidente", terminó diciendo Tapia.

Texto de la Carta

Nueva York, 10 de junio de 1998

Su Excelencia
Don Eduardo Frei Ruiz-Tagle
Presidente de la República de Chile
Nueva York, NY
Presente

Señor Presidente:

Una vez más, tengo el agrado de dirigirme a vuestra excelencia en nombre del Centro Cívico Chileno de Estados Unidos. Sean estas primeras líneas portadoras de palabras de reconocimiento por su meritoria gestión.

Como recordará, en octubre de 1995 y en esta misma ciudad, le contamos acerca de las preocupaciones que agobian a miles de compatriotas que no desean perder la nacionalidad cuando deben adoptar la del país en que residen. Desde aquella reunión al presente, hemos convocado con bastante éxito a los chilenos que residen en Norteamérica, Europa y Sudamérica. Reuniones en las cuales se ha coincidido en querer mantener la nacionalidad como un derecho inalienable.

Hemos conducido nuestra campaña con mucho respeto y responsabilidad. Hemos incluído a todos los sectores de opinión. Hemos expuesto nuestra situación a las máximas jerarquías dirigentes, encontrando en todas ellas entendimiento y apoyo, con promesas de una pronta solución, incluyendo a personeros de la Secretaría General de la Presidencia, quienes nos expresaron estar actuando en su representación.

No obstante, todo lo anterior, y debido a que últimamente se ha optado por no responder a nuestras comunicaciones, vemos con bastante desilusión y creciente molestia, la falta de voluntad en el trato de esta materia, que ya empieza a dilatarse indefinidamente. Insistimos en una solución de carácter administrativo, la misma que fuera desarrollada por los Ministerios de RR. EE. y del Interior, y que consiste en el reemplazo de la actual Circular #430 por un procedimiento más ágil y acorde a las actuales circunstancias que enfrentan los chilenos en el exterior.

Esperanzados que vuestra excelencia acoja esta respetuosa solicitud, adoptando las medidas ejecutivas pertinentes, se reitera incondicionalmente a sus gratas órdenes,

Mario E. Tapia Guerrero
Presidente
Centro Cívico Chileno


--------------------------------------------------------------------------------

Sobre el aporte de los chilenos en el exterior
La Tercera
Domingo, 8 de marzo de 1998
Cifra es 10 por ciento superior a la registrada el año pasado Turismo generará US$ 1.200 millones en 1998 Argentinos ya no son los más importantes a nivel de turismo receptivo, siendo reemplazados por europeos y norteamericanos. Proyecto de Política nacional de Turismo será presentado al presidente Frei en dos meses más. Por Karen Rosenthal L.

Unos mil 200 millones de dólares en divisas aportará este año a la economía el turismo, un 10 por ciento más que el año pasado, informó el director del Servicio Nacional de Turismo (Sernatur), César Gómez. Luego de calificar 1997 como una de las mejores temporadas de los últimos años, señaló que este verano, que ya se aleja, fue muy positivo para el sector, con un fenómeno de El Niño que se portó bien, inusualmente bien con los turistas, especialmente en enero.

Un dinamismo que se ha visto reflejado en el aumento por concepto de ingresos de divisas, que ha crecido en un 45,2 por ciento desde 1994, a un ritmo de 10 por ciento anual.

Sólo el año pasado el aumento fue de 19,3 por ciento respecto a 1996, al pasar de 905 millones de dólares a mil 80 millones de dólares, calculando un gasto por persona de 58 dólares diarios.

"Se ha apreciado un creciente grado de conciencia, por parte de nuestros empresarios, de ir mejorando la calidad de sus productos y, en ese sentido, hay un grado de utilización satisfactorio de los elementos que el Estado ha puesto por lograr estos objetivos", precisó.

No obstante, estos resultados distan bastantes de países como Francia, donde el turismo desde hace cuatro años es el motor de la economía. Anualmente ingresan divisas por 11 mil 200 millones de dólares.

Nuevos mercados

Aunque los argentinos siguen siendo los que más vienen a Chile, han disminuído su importancia en términos de turismo receptivo. De representar un 56,3 por ciento del total de turistas que llegaron al país, en 1993, el año pasado cayeron a un 45,4 por ciento.

No obstante la llegada de extranjeros se incrementó en un 20 por ciento respecto a 1996, con un millón 693 mil turistas. "Tenemos aproximadamente 350 mil turistas más provenientes de mercados distintos al mayoritario y tradicional, como lo es el argentino, de los cuales 60 mil proceden de Europa y otros 40 mil de Estados Unidos", informó Gómez.

De este total, aproximadamente un 75 por ciento viene con fines recreativos, mientras que un 15 por ciento lo hace por motivos de trabajo. Ello, añadió, "es el resultado de nuestra acción de promoción realizada en el exterior", que incluye también la difusión a nivel nacional a través de 110 puestos de información turística a lo largo de todo el país. La salida de chilenos al exterior, en tanto, se calcula en un millón 200 personas, una cifra que no deja de ser importante si se calcula que en 1991 viajaban sólo 738 mil. El gasto promedio diario, a 1996, es de 48,2 dólares.

Política Nacional de Turismo

El director de Sernatur se mostró optimista respecto de la variación que ha experimentado el tipo de cambio en el último tiempo, ya que "hace más competitiva nuestra actividad turística en el exterior". Con respecto a la anunciada Política Nacional de Turismo informó que el documento se encuentra en etapa de revisión, y que podría ser entregado al Presidente de la República en unos dos meses más. "Uno de los aspectos que se incluye en este proyecto es la reorganización de Sernatur, para que tenga mayor presencia a nivel de regiones. Hay que ver el mejor modo de resolver lo que debe ser la estructura de carácter nacional", dijo. Agregó que no descarta en el futuro la creación de una subsecretaría de turismo, "pero no es nuestra primera preocupación".


Respuesta del Centro Cívico Chileno publicada en La Tercera Internet el 10 de marzo de 1998.

Señor Director:
Le escribo en representación del Centro Cívico Chileno en relación al artículo del diario La Tercera: Turismo generará US$1.200 millones, en que se aborda el incremento del número de extranjeros que visitan Chile. Por más de tres años hemos encabezado una campaña mundial Por la No Pérdida de la Nacionalidad. Recientemente hemos convocado a chilenos y "ex-chilenos" a reuniones en Chicago, Berlín y Buenos Aires, para compartir nuestra inquietud. Hasta el momento la posibilidad de dar solución al problema que afecta a miles de compatriotas sigue constreñida a estudios de comisiones. En más de una ocasión se nos ha preguntado: ¿Porqué habría de atenderse las peticiones de los chilenos en el exterior?, ¿Cuál podría ser su contribución a Chile?

Pues bien, el director de Sernatur, sin quererlo, empieza a confirmar con cifras la importancia en recursos que significa la presencia de 700 mil chilenos en el mundo. Casualmente las áreas que destaca como de las que proviene el mayor aumento de visitantes, son las de mayor concentración de chilenos, a saber: Argentina (240 mil), Brasil (80 mil), Estados Unidos (100 mil), y Europa (100 mil).

En justicia, creemos que un porcentaje importante de los visitantes que el citó en su informe son en realidad, "ex-chilenos"; personas nacidas en Chile, quienes debido a una interpretación errónea de la Constitución se les priva arbitrariamente de su nacionalidad.

Por lo tanto, gran parte de los 1.200 millones de dólares en divisas a que se refiere el director de Sernatur, proviene de chilenos y de sus familiares quienes nunca olvidarán su tierra, a pesar de la burocracia que insiste en definirlos y contarlos como extranjeros.

Recuerden, no hay mejores embajadores de nuestro país que los connacionales que residen en el exterior.

Gracias a este informe de Sernatur y a las consideraciones aquí explicadas, la familia chilena se podrá dar cuenta del aporte real que significan los chilenos lejos del terruño. Algún día esperamos que alguien publique cuantas divisas entran al país por concepto de "ayuda a la familia" que miles de chilenos en el exterior mantienen como un rito sagrado. Resulta apropiado entonces, demostrar respeto y aprecio por esa importante colonia chilena en el exterior, y una manera de hacerlo sería resolviendo a la brevedad el problema de su pérdida de la nacionalidad que tanto les afecta.


Mario Tapia G.
Presidente
Centro Cívico Chileno - EE.UU. 

 

 
Top